¿Cómo elegir el mejor tamaño de pantalla para tu móvil?

El tamaño de las pantallas de los teléfonos inteligentes se ha convertido en una de las características más importantes que los consumidores consideran al comprar un nuevo dispositivo. Con tantas opciones de tamaños y tecnologías, ¿cómo define cuál es el adecuado para su caso? Con eso en mente, hemos hecho una lista de algunos puntos a tener en cuenta respecto al tamaño de la pantalla antes de comprar su próximo dispositivo. Hay opciones con Android, iOS y Windows Phone. ¡Compruébalo!

Tamaño físico de la pantalla:

Los teléfonos inteligentes generalmente tienen pantallas de al menos tres pulgadas, y como máximo un poco más de 7.2. Entre tantas opciones, el tamaño físico es crítico para que el usuario se adapte a un dispositivo. Después de todo, si la operación diaria en él es incómoda, no importa cuán tecnológica sea: la detestará.

Para hacer esto, debe prestar atención a cómo se relaciona el tamaño físico de la pantalla con la forma en que sostiene su teléfono. Primero, debe verificar cómo se ajusta a su rostro para encenderlo y el grip, es decir, el agarre, cuando lo sostiene. Vale la pena visitar tiendas operadoras y sostener algunos teléfonos en una mano, también para ver si es cómodo de usar con ambas manos, vertical y horizontalmente, para escribir y ver videos, por ejemplo.

Los teléfonos de pantalla pequeña a menudo son más fáciles de manejar con una mano y son buenos para guardar en el bolsillo del pantalón, pero se pierden cuando se trata de navegación y digitación. Los más grandes son ideales para colocarlos en el bolsillo de una chaqueta o incluso en carteras y mochilas, pero las operaciones con una sola mano, aunque factibles, pueden causar algo de dolor en las manos (RSI).

Intención de operación

Además del modo seguro y la forma de llevar el teléfono a todas partes, la pantalla también juega un papel decisivo en las funciones del teléfono que necesitará. Para aquellos que trabajan con documentos y hojas de cálculo, por ejemplo, recomendamos tener una pantalla mucho más grande.

Una pantalla de al menos 6.5 pulgadas es ideal. Después de todo, es mejor usarlo en modo horizontal (horizontalmente), más fácil de escribir y editar documentos. El mismo tamaño es adecuado para aquellos a quienes les gusta jugar, porque los controles en posición horizontal son mucho más fáciles de operar y los dedos no molestan la visualización de lo que está sucediendo en la pantalla.

Para aquellos que les gusta hacer todo al mismo tiempo, también es bueno tener una pantalla más grande. Hay dispositivos, como la línea Galaxy Note, que tienen “ventanas múltiples”, es decir, le permiten abrir dos aplicaciones que dividen el espacio de la pantalla. Para trabajar así, tener una pantalla grande es mucho mejor.

Para aquellos que solo usan redes sociales, juegos casuales (como Candy Crush), o leen un correo electrónico u otro y disfrutan escuchando música y viendo videos en YouTube, no se necesita mucho. Los teléfonos inteligentes con pantallas de entre 5 y 6 pulgadas ya son de gran tamaño. Puedes encontrar buenas opciones, baratas, con pantallas lo suficientemente pequeñas para eso.

Resolución de pantalla

Número de píxeles, PPI, SD o HD, FullHD+, AMOLED FullHD+, etc. Todo esto es muy importante, pero no siempre es necesario tener la mejor calidad de imagen posible. Por supuesto, un teléfono con resolución AMOLED FullHD+ podrá mostrar videos y juegos en alta definición, pero una pantalla Full HD+ puede satisfacer esta necesidad en silencio.

AMOLED FullHD+, curiosamente, es excelente par leer. Después de todo, AMOLED FullHD+ es mucho más nítido en pantallas más pequeñas que en pantallas más grandes. Tener una buena definición es crucial para poder leer textos sin tener que forzar la vista. Pero si la pantalla es Full HD y su tamaño es inferior a 6 pulgadas, la experiencia de lectura seguirá siendo buena. Sin embargo, no se recomiendan los móviles de pantalla Full HD. Eso es porque a pesar de que tienen la misma resolución, la calidad de los píxeles por pulgada disminuirá. Es decir: no siempre una pantalla Full HD es la mejor calidad. Presta atención a la cantidad de píxeles, no solo al tamaño.

Las pantallas que ni siquiera tienen Full HD son solo para uso casual, pero no son una buena inversión. La lectura es muy complicada y las imágenes de películas pueden volverse borrosas o demasiado pixeladas. Los juegos tampoco serán de la misma calidad, y tu entretenimiento perderá gran parte de su diversión.

Vea algunos consejos de pantalla para cada perfil:

Trabajando con documentos y hojas de cálculo: Desde 6 pulgadas AMOLED Full HD.

Multitarea: Desde 6 pulgadas Full HD. 

Videos y juegos: Desde 6.5 pulgadas Full HD o AMOLED. 

Portabilidad y uso básico: Desde 5 pulgadas HD.

Barato: Desde 4.5 pulgadas SD.